Desafíos del Mercado y Políticas Alimentarias

La industria de alimentos y la sociedad son cada vez es más conscientes de la importancia de una alimentación saludable. Es fundamental aprender a comer y comprar los alimentos de forma segura. Por ello, el Congreso Internacional del FTS&Expo enmarcó los temas de preocupación global.

El Congreso Internacional inició con la Keynote Speaker Marion Nestle, Nutricionista y Escritora, quien dijo que hay sistemas alimentarios que abarcan elementos como la agricultura, nutrición y salud pública, donde un millón de personas sufren de inseguridad alimentaria y 5 millones de personas están desnutridas, pero ha habido una transición y ahora hay más personas obesas en México, un reto que debe ser una oportunidad de negocio y no una amenaza, donde la industria alimentaria asume la responsabilidad que le toca.

Siguiendo ese contexto, la Dra. Nuria Urquía, representante de la FAO en México, indicó que para el caso de México, la seguridad alimentaria abarca pilares fundamentales: disponibilidad, acceso, uso y estabilidad, mismos que deben estar presentes en cada país. Para abarcar esos pilares se requiere de programas articulados con un enfoque a través de intervenciones a corto y largo plazo. Los programas deben estar alineados a principios de seguridad alimentaria nutrimental, además de generar sinergias, teniendo en cuenta la historia, bases y necesidades.

Carmela Rivero, Vicepresidente de Investigación y Desarrollo de PepsiCo México, proporcionó las herramientas que toda área de I+D debe tener: desempeño, sustentabilidad humana, ambiental y de talento, elementos que ayudan a crear un futuro saludable. La ejecutiva refirió que el idealismo para los nuevos tecnólogos en alimentos es vital para innovar, reinventar y buscar soluciones, además de contar con el acompañamiento del resto de los actores de la industria alimentaria, que incluye el abordaje de diversas disciplinas.

La jornada del Summit terminó con José Daniel Pérez, Director de Cuentas de Kantar WorldPanel, quién se refirió a las tendencias de consumo de los mexicanos. Señaló que los cambios económicos de un país tienen impacto en los hábitos de consumo de los hogares, y resaltó que en la actualidad 34% de los mexicanos no optan por productos light y 40% no cree en el beneficio del impuesto, un 36% indica que prefiere alimentos más naturales y la mayoría de los hogares está dispuesto a cambiar sus régimen alimenticio por uno más sano. Esto indica que la tendencia hacia lo saludable y natural sigue marcando la pauta.

El primer día de evento cerró con la Conferencia Magistral a cargo de Adam Drewnowski de la Universidad de Washington con el tema “Economía de la nutrición: el costo de comer bien”, reveló que los precios de los alimentos son un aspecto importante para seguir una dieta saludable, cuya elección se basa en buen sabor, conveniencia, tiempo, habilidades culinarias, densidad energética y requerimientos nutrimentales; sin embargo existe un desbalance nutricional, el cual se puede corregir con una sencilla fórmula: energía, densidad y costo de los alimentos, el reto es poner atención en la calidad de las calorías y construir perfiles de densidad calórica.

 

UN SEGUNDO DÍA LLENO DE MARKETING, TENDENCIAS Y EMPRENDIMIENTO

Neale Martin, Co Fundador de Sublime Behavior Marketing, se enfocó en las acciones de marketing y retos más grandes en cuanto a innovación. Apuntó que la mayoría de los productos fracasan debido a una relación con los hábitos del consumidor, es decir, se va en contra del cerebro del consumidor, que por lo regular actúa de manera inconsciente. El reto está en activar el comportamiento a través de la experiencia de compra, además de entender qué tan habitualmente se consume.

Jakeline Celis, ex miembro de Campbell’s en México, enfatizó que la idea de utilizar una herramienta como la neurociencia es identificar si un producto es rentable o no, ya que es más conveniente darse cuenta que el producto no será exitoso y entonces invertir en otros desarrollos, por lo tanto; un estudio o investigación de mercado debe documentar y proporcionar los elementos para darle ahorros al negocio.

Eduardo Sebriano, Gerente General de SensValue, indicó que el análisis sensorial se utiliza para hacer productos más ricos, para que la experiencia del producto sostenga lo que dice la marca y para diferenciar la formulación, con lo que resulta posible diseñar marcas y productos según el gusto y necesidad del consumidor, en este sentido no hay nada intangible, lo sensorial lo hace tangible, y es algo que deben aprovechar las empresas de alimentos, además de demostrar y transmitir la esencia de su marca.

Sean Kreidler, Research Manager para Latinoamerica en Euromonitor International, señaló que el porcentaje de ventas de comida empacada a través del canal moderno es de 49% en América Latina, así la urbanización está teniendo un alto impacto en el estilo de vida y hábitos de compra, y lo que viene es un entorno más dinámico, cambios de preferencias, más apego a la salud y bienestar, competencia creciente y consumidores más informados.

Finalmente, Marcelo Guital, CEO de Guital & Partners, closing keynote del Summit, concluyó que las buenas ideas siempre se financian, para ello debe haber relación entre las personas, organizaciones e industrias, ya que todo negocio nace desde el consumidor, a quien no se le debe atender, sino sorprender. “Para ser exitoso, la pasión es fundamental, además hay que enamorarse de una idea y tener actitud, esto es el emprendimiento”, finalizó.