De la emoción a la acción

El poder de las emociones y la productividad.

En las organizaciones de hoy, que viven un mundo complejo, cambiante y retador, el  buen manejo de las emociones se ha convertido en un factor clave y en algunos casos en una ventaja competitiva. Edner Granados, Conferencista Transformacional, nos adelanta lo que será su conferencia del 23 de septiembre en el Congreso Internacional del Food Technology Summit & Expo México 2015.

Según un estudio realizado por George Fieldman, las actitudes negativas en el entorno laboral pueden representar hasta un impresionante 10% del costo del PIB. SÍ ¡¡10% del PIB!!

Fieldman también comparte otro dato nada halagador. En los últimos años han aumentado un 33%  el riesgo de enfermedades cardiovasculares y un 16% el de infarto. ¡Algo está pasando!

Entonces ¿qué podemos hacer para usar nuestras emociones y las de nuestro equipo como una ventaja competitiva, como un factor clave para fortalecer una cultura y generar Engagement?

La psicología positiva nos dice que el 10% de una emoción depende del exterior y el otro 90% de cómo está cableado nuestro cerebro para procesar esas percepciones. ¿Y cómo mejorar el cableado para modificar las percepciones a nuestro favor?

Hoy te compartiré dos herramientas clave:

  1. El uso de tu diálogo interno. Muchas de tus emociones como comentábamos hace un momento se generan por tus reacciones a los estímulos del exterior y ahí tu “voz interior”, es decir la manera en que te hablas toma un papel muy importante.

¿Cómo manejas el audio interno? ¿Qué te dices cuando estás a punto de entrar a una junta dónde tienes que exponer ante tus directores? ¿Te automotivas o te metes el pie?

Lo mismo pasa en tu vida personal ¿cómo usas tu voz interior, a tu favor o en tu contra? ¿Detectas algún patrón de autosabotaje en alguna relación en específico?

El uso de tu voz interior está relacionado con tus emociones más comunes. ¿Cuáles son tus tres emociones más comunes en el día? Son las que tú deseas. Si no es así es momento de iniciar un trabajo de recableado en  algunas frases o diálogos frecuentes que sostienes contigo mismo ahora.

  1. En la investigación “Research The Good Think”, Shawn Achor, Estrada, Isen y Young detectan tres factores que sumados representan un 75% del éxito en el trabajo y son:
    • Niveles de optimismo
    • Apoyo social
    • Ver el estrés como reto vs. verlo como amenaza

Y Emmons & Mc Cullough, Slatcher & Pennebacker y Lyubomirsky nos comparten cuatro acciones claras para coadyuvar a que esto se logre:

  • Hacer tres agradecimientos por escrito diferentes cada día. Esto fomenta la segregación de “hormonas felices” y va habituando a nuestro cerebro a enfocarse en mejores emociones. Nuevos estímulos = emociones diferentes.
  • El ayudar a otras personas sin obtener nada a cambio también promueve mejores estados.
  • Practicar algunos minutos de meditación diarios.

En fin, un adecuado manejo de las emociones, es un tema del que podemos abundar mucho, pero lo importante es practicarlo. Con estas herramientas que te he compartido tenemos un buen y agradable inicio para disminuir tus niveles de estrés, mejorar tu relación con los demás y contigo mismo. Y recuerda, la emoción lleva a la acción.

 

Más información: http://foodtechnologysummit.com/summit/management-en-la-industria-de-alimentos/

Para asistir contáctese al 0052 (55) 5605 1777 Ext. 113 o por e-mail a capacitacionmx@enfasis.com